El mejor detalle para el Día de la Madre

Estamos cerca del Día de la Madre, y como su propio nombre dice, es su día, ¿vas a dejar que cocine ella? Una de las mejores formas de sorprenderla y sobre todo tener un bonito detalle con ellas es ponerse el delantal y manos a la obra. Seguro que quedan maravilladas con la sorpresa, aunque las madres sepan cocinar muy bien y sea todo un reto alcanzar su nivel, ellas valoraran nuestro esfuerzo.

A continuación te mostramos una receta, concretamente de un postre, que no la dejara indiferente, como es el caso del delicioso clásico italiano, Tiramisú:

Ingredientes (4 personas):

  • 350 g de queso mascarpone
  • 20 bizcochos de soletilla
  • 4 huevos grandes
  • 75 g de azúcar
  • 100 g de chocolate con leche
  • 8 cucharadas de vino marsala
  • una taza mediana de café bien cargado
  • nuez moscada

Paso 1: Buscar un recipiente de cierta profundidad,  preferiblemente de cristal para que se puedan observar las capas. Colocar la mitad de las soletillas en el fondo y la otra mitad en un plato, también extendidas.

Paso 2: En un cuenco, disolver la mitad del azúcar en el café caliente y añadirle el vino. Verter la mitad del líquido sobre una mitad de las soletillas y la otra mitad sobre las otras soletillas, tratando de empaparlas todas. Dejar reposar.

Paso 3: Batir concienzudamente las yemas con un pellizco de nuez moscada y el resto del azúcar y añadirle el queso mascarpone. Mezclar hasta conseguir una crema homogénea.

Paso 4: Batir las claras a punto de nieve y mezclar con la crema cuidadosamente para evitar que se bajen.

Paso 5: Extender la mitad de la crema sobre la fuente de soletillas. Colocar cuidadosamente las soletillas reservadas para formar una segunda capa y verter el resto de la crema. Refrigerar un par de horas.

Paso 6: Sacar de la nevera y rallar el chocolate sobre la superficie antes de servir.

Escribe un comentario

*Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios.