Mi Cuenta
Mi Cesta

Fundas Nórdicas

()
Encuentra aquí todas las fundas nórdicas para comprar online al mejor precio. Descubre una gran colección de fundas nórdicas para camas de 90, 105, 135, 150, 180 y 200 cm. entre otros a elegir el diseño que mejor se adapte a la decoración de tu dormitorio, como son las lisas, estampadas, tejidas en Jacquard, etc. de las mejores marcas. Si buscas fundas nórdicas de calidad, en esta sección podrás encontrar una amplia gama de modelos de todos los estilos, ya sea clásico, moderno o juvenil. Leer más

Ordenar por:

Descubre nuestras fundas nórdicas online

Sabemos que algunos de nuestros clientes, prefieren renovar las fundas nórdicas de su cama con frecuencia sin que esto suponga un gran esfuerzo para sus bolsillos. Es por ello, que en esta sección podrás encontrar más de 400 modelos diferentes, muchos de ellos por menos de 30 euros.

Si te das una vuelta por esta categoría descubrirás la inmensa colección de diseños, eso sí, todos ellos compuestos por tejidos que cumplen la calidad mínima garantizada.

Qué son las fundas nórdicas

Las fundas nórdicas, como bien indica su nombre, son unas fundas pensadas para cubrir el relleno nórdico, el cual ha de ser introducido en su interior.

Este tipo de cubrecama tienen como principal función la de dar calor durante los meses más fríos del año, gracias a su poder aislante térmico, no obstante su poder decorativo hace que junto a las colchas o los edredones sean las piezas de ropa de cama estrella e indispensables en cualquier dormitorio.

Fundas nórdicas de diseño

Descubre en estas páginas una gran variedad de modelos de fundas nórdicas originales y disponibles para todos los estilos de decoración, desde las más modernas y vanguardistas a los diseños más clásicos y exclusivos.

En primer lugar deberás elegir el tamaño que buscas, los hay para camas de 90, 105, 135, 140, 150, 160, 180, 200 cm. No obstante las más demandadas son las fundas nórdicas 150, las fundas nórdicas cama 90 y las fundas nórdicas cama 105, ya que se tratan de las medidas más universales.

Una vez elegidas las medidas, escoge el diseño que más te guste y se adapte al resto de dormitorio, disponemos de las últimas novedades en tendencias decorativas con estampados de estrellas, rayas, círculos o cualquier forma geométrica en diferentes colores, sin faltar las fundas nórdicas lisas.

Por otra parte, si eres de los que busca una marca en concreto debemos destacar las fundas nórdicas Reig Martí, Manterol, Naturals, Antilo, Dolores Promesas, Munich, DeColores, y un largo etcétera... ¡La elección va a ser muy difícil!

Como poner un funda nórdica

Sabemos que te encanta disfrutar de la funda nórdica cada vez que te metes en la cama, pero que cada vez que te toca cambiarla se convierte en toda una aventura. Pues debes saber que es más sencillo de lo que parece, si sigues los pasos que te damos a continuación.

En primer lugar, debes extender la funda nórdica del revés sobre la cama, para seguidamente hacer lo mismo con el relleno nórdico y cuadrarlo sobre ella.

Ahora debes empezar a rollar las dos piezas haciendo un rulo y empezando desde la parte de la funda que no está abierta. Una vez estén bien enrolladas las dos prendas, deberás hacer lo contrario, pero para ello deberás pasar la apertura de la funda a través del rulo para darle la vuelta y dejar el dibujo fuera. 

Una vez hecho, has de desenrollar e ir estirando hasta que quede completamente estirada y el relleno bien colocado en su interior.

Como lavar las fundas nórdicas

Si por algo destaca esta prenda de ropa de cama es por su fácil lavado, no obstante es recomendable seguir una serie de consejos para así alargar su vida y mantener como el primer día la intensidad de sus colores y estampados.

Para ello te recomendamos, lavar la prenda por separado durante los primeros lavados, es decir, sin mezclar con otro tipo de textiles. Además, debes dar la vuelta a la funda y que el dibujo quede en la parte interior, con el fin de mantener los colores.

Por otra parte, es conveniente lavar la funda del nórdico a una temperatura inferior de 40 grados, usando un detergente neutro sin lejía y un programa de lavadora para prendas delicadas. Y por último, dejar secar a la sombra para que el sol no dañe los colores.