Mi Cuenta
Mi Cesta

Rellenos Nórdicos

()

Es de vital importancia elegir el relleno nórdico correcto según tus necesidades para conseguir el descanso perfecto. Descubre los diferentes tipos de relleno que existen dependiendo de su tejido o gramaje y que disponemos a la venta a precios únicos. Encuentra rellenos nórdicos de plumas, plumón, sintéticos, de microfibra entre una amplia variedad de modelos diferentes, pensados para todo tipos de camas.

Leer más

Ordenar por:

Rellenos nórdicos baratos

Llega el frío y con él, el momento de abrigar tu cama. Gracias a los rellenos nórdicos que ponemos a tu disposición en esta sección tu descanso será óptimo además de bien calentito.

Descubre una amplia variedad de modelos en todas las calidades disponibles a elegir desde solo 22,85 €.  

Qué es el relleno nórdico

Un relleno nórdico es aquella pieza que se introduce en el interior de la funda nórdica y actúa como elemento térmico gracias a su capacidad de aislamiento de temperatura que protege nuestro cuerpo del frío.

Esta pieza, tiene como principal ventaja su peso, ya que es mucho más ligero que una manta o una colcha, por lo tanto su descanso será mucho más placentero.

Tipos de rellenos nórdicos

Cuando duermes la temperatura de tu cuerpo desciende varios grados, es por ello que el uso del relleno nórdico es ideal para conseguir un descanso óptimo mientras se descansa.

Pero para conseguir esto, es de vital importancia elegir el modelo correcto. Para ello, a continuación podrás conocer los diferentes tipos que existen en nuestra tienda.

Relleno nórdico plumón: estos rellenos están fabricados con uno de los mejores materiales que actúan como aislante térmico natural. El plumón suele crecer debajo de las plumas que cubren el pecho y la barriga de las aves acuáticas. Su mayor ventaja es la calidez con muy poco peso.

Relleno nórdico plumas: estos rellenos tienen como principal material, las plumas. Esta se caracterizan por tener un eje central curvado, a diferencia del plumón, lo cual su peso es un poco superior.

Relleno nórdico sintético: por el contrario de los rellenos nórdicos naturales, estos están fabricados en fibra o microfibra. Considerados también un buen aislante de la temperatura, no son tan esponjosos como los naturales, es por ello que la elección de su gramaje debe ser superior a los de plumas o plumón.

Qué relleno nórdico comprar

Seguro que al ver tanta variedad de modelos, no sabes por cual decidirte, ya que existen muchos materiales, medidas o pesos.

En primer lugar debes tener en cuenta varios factores, como es el caso del clima del lugar donde vives, para poder elegir el tipo de relleno y su gramaje.

Para los rellenos nórdicos sintéticos podrás encontrar desde los que pesan 120 gr. hasta los 400 gr. Debemos destacar el relleno nórdico 4 estaciones pensado para usar durante las cuatro estaciones del año.

En cuanto a los rellenos de plumas, podrás ver modelos que van desde los 100 gr. hasta los 230gr. a unos precios superiores debido la calidad de su material.

Además destacar que disponemos de diseños para todas las camas, no obstante los más solicitados son los rellenos nórdicos cama 90, rellenos nórdicos cama 105 o rellenos nórdicos cama de 150.

Como poner un relleno nórdico

Son muchos los que nos preguntan cómo se coloca un relleno nórdico en el interior de la funda, es por ello que a continuación te dejamos los pasos a seguir.

En primer lugar, deberás colocar la funda nórdica al revés, sobre la cama bien estirada. A continuación has de poner el relleno estirado sobre ella. Una vez estén las dos piezas cuadradas, una sobre la otra, se deberá empezar a enrollar por el lado contrario a la apertura de la funda nórdica. Cuando se finaliza de girar, daremos la vuelta a la funda y empezaremos a desenrollar, hasta tenerla completamente estirada.